Cosas que me han llamado la atención esta semana (21012015-30012015)

Bola extra:

¿Sobre qué te gustaría que escribiera el próximo post?

No te estoy pidiendo (aún) que me sugieras el tema de mi próximo post. Sucede que suelo hacer esta pregunta reiteradamente en Twitter. Porque sucede que este blog es un batiburrillo. Porque supongo que sucede que soy un batiburrillo que no consigue centrarse en algo útil. O inútil. Aichs :'( (It’s my web and I cry if I want to, cry if I want to, cry if I want to…)

Así que, en fin, en tal tesitura me ha dado por colocar un campito de formulario para recoger sugerencias al final de cada post (en la página de cada entrada individual, si estáis leyendo este sinsentido a través de la página de inicio no os aparecerá). Para el que le interese lo he hecho maqueando este plugin. Lo más probable es que se convierta en una ventanita para el spam y acabe retirándolo (aunque las sugerencias no quedan visibles, llegan directas al panel de administración de este WordPress; y por más que los autores del plugin aseguran que incorpora chequeo de spam vía Akismet). Pero bueno, mientras tanto, y ya que has llegado hasta aquí, ¿sobre qué te gustaría que escribiera el próximo post?

Narrar en Twitter

¿Hasta dónde es posible narrar en Twitter? Y me estoy refiriendo a ir más allá, en extensión, de la ficción mínima, del microrrelato de 140 caracteres. ¿Es posible desarrollar una narración de cierta extensión en Twitter de un modo apropiado?

Hasta ayer mi respuesta hubiera sido negativa. No conocía más que algunas “novelas en Twitter” que consisten en, sin más, ir twitteando sucesiva y secuencialmente el contenido de una novela dividido en fragmentos de 140 caracteres. Lo cierto es que no me habían parecido muy interesantes. Pero ayer (al menos ayer fue cuando yo lo advertí) el tutilimundi en Twitter (¿el tutilitwitter?, ¿el twittilimundi?) enlazaba a la cuenta de Ignacio Castiella. Hoy es noticia en la web de El País. Éste es el tweet original que ha provocado este pequeño cataclismo:


No tenéis más que visitar @icastiellas para leer toda la narración (117 tweets).

No voy a entrar en si es o no literatura. Resumiendo, se trata de una pequeña narración con la que el autor trata de dar pábulo a su CV, de encontrar trabajo como publicitario. Ahora bien, como narración en Twitter es realmente ingeniosa y eficaz. Mucho más allá de la “tweetnovela”. Emplea recursos que yo no había visto, como:

  • El uso consciente del timeline completo como formato narrativo (lo que ha debido obligarle a tuitear su historia invertida, de fin a principio).
  • El empleo de otras cuentas de Twitter “propias” (del autor) para dar voz a personajes dentro de la narración, insertos a través de retweets (en este caso un único personaje que es además un alter-ego del autor/narrador).
  • La inclusión de retweets de cuentas “ajenas” al autor a modo de citas, lecturas o personajes que el autor/narrador incluye en su relato.

Y seguramente otros que se me escapan.

Me ha llamado poderosamente la atención esta manera de narrar a través de Twitter, y me encantaría hacer el experimento. Pero hace años que no escribo ningún relato. En fin, quizá algún relato antiguo pueda hacer el servicio. Quizá vuelva la musa. Quizá nos lleve el viento al infinito.

Elige tu propia aventura en Twitter

Me entero gracias a un tweet de Yolanda González Mesa que enlaza una entrada de Genbeta. Alguien llamado Terence Eden ha creado una pequeña ficción interactiva tipo “Elige tu propia aventura” desarrollada por entero en Twitter:

Éste es el inicio, por si os apetece jugarla (es muy breve):

En su blog, el propio Terence Eden enlaza un par de precedentes y explica con detalle el proceso que ha seguido para montar el inventículo.

Me ha parecido una idea brillante y divertida. Y, sobre todo, el asunto ha logrado reavivar mis postergadas aspiraciones de crear ficción interactiva. Pues bien, un “Elige tu propia aventura” en Twitter, otro pequepropósito que incumplir en este 2015.

P.S. 15/01/2015: Jacobo Feijoo ha montado en un pispás una aventura con muy buena pinta que incluye imágenes, textos más extensos y hasta uso de objetos; incluso fragua un proyecto que albergaría ésta y futuras ETPA en Twitter: @proyectosdedalo.

Y además nos cuenta en librojuegos.org el método que ha seguido.